Las medidas

 

El primer paso antes de colocar cualquier tipo de ventana, independientemente de que sea de aluminio o de otro material, es tomar las medidas. Pero, para hacer esto, es muy importante con anterioridad observar el estado de la ventana actual o anterior, si es una ventana de aluminio que se ha colocado encima de la madera o si es ventana de madera de origen. Lo que se recomienda a fin de tener las medidas adecuadas es tomar las medidas totales de luz. Esto quiere decir, la medida de obra de pared a pared, tanto de ancho como de alto. Además, es importante eliminar los marcos que sobresalgan, para lograr la mayor cantidad de luz natural posible con la nueva ventana.

Lo que se debe considerar para hacer una buena toma de las medidas es tomar la medida más corta de cada uno de los extremos. Ello, tanto de alto como de ancho. Se debe dejar margen de medio centímetro, a fin de que entre con holgura, pero no sea necesario luego rellenar una gran cantidad de diferencia.

Marcos viejos

 

Como hemos mencionado, es muy importante, antes de colocar una ventana nueva, eliminar todo marco que sobresalga de la obra anterior. En ocasiones, es posible encontrarse con marcos que están dentro de la obra. Si estos se encuentran en un buen estado de mantenimiento, pueden sostenerse y funcionar como una especie de premarco. Tanto si el marco es de metal como de madera, se debe dedicar tiempo a sacarlos con mucho cuidado, puesto que un movimiento brusco en esta parte puede llevar a un quiebre en la obra. La mejor forma de hacerlo es realizando cortes y eliminando los marcos por partes.

El hueco

 

Antes de proceder a instalar la ventana nueva, es muy importante alisar las aristas del hueco donde esta será colocada. Además, es muy importante volver a comprobar las medidas antes de proceder a la instalación. La nueva ventana debe ser medida junto al nuevo hueco para verificar que entre con espacio suficiente y que todo sea correcto. En caso de que la ventana tenga solape, se recomienda colocar espuma de poliuretano por su parte interior. De esa forma, al expandir, esta rellena todos los huecos que puedan haber sobrado, generando mejores condiciones de aislamiento.

Materiales

 

Al momento de proceder a colocar la nueva ventana, es posible que se requieran ciertos materiales, como los tornillos, entre otras cosas. La ventana se coloca en el hueco y se debe lograr que quede el mismo calce en cada parte de ella. Pero, además, antes de proceder a la colocación de los tornillos, es muy importante comprobar la colocación de la ventana, utilizando para ello un nivel. Comprobado esto, se puede proceder a atornillar, sellando por dentro y por fuera. Por dentro es posible, además, sellar con masilla si va en una pared de yeso.

Ajuste

 

Finalmente, los últimos pasos. Se coloca la hoja de la ventana en el marco de aluminio y se debe comprobar con cuidado su funcionamiento. Es decir, si abre y cierra correctamente, si hace pausas o interrupciones en el proceso, si presenta cualquier tipo de problema. En general, se puede acceder a las instrucciones de fábrica de la ventana para comprobar qué condiciones esta debe cumplir y cómo graduar y ajustar cierres y las hojas en caso de ser necesario.